More... Terrazas Reservadas    

Terrazas Reservadas

La satisfacción de grandes momentos es nuestro objetivo

Espacios reservados dentro de la bodega para momentos inolvidables que un agradable ambiente los hace especiales con el aroma de la tradición vinícola

More... Artesanía y Tradición    

Artesanía y Tradición

La tradición y la artesanía son nuestros principales valores para la elaboración del vino

Aprovechando los recursos modernos para potenciar la tradición centenaria de nuestra bodega elaboramos vinos de máxima calidad

More... Entorno natural    

Entorno natural

Bodega Pilongo se encuentra en un paraje natural en la ribera del río Monachil

Una terraza mirador situada en un punto estratégico invita a saborear nuestros vinos junto con el placer de la vista a los espacios naturales que nos ofrece su exclusiva localización

More... Terraza rural    

Terraza rural

Momentos entrañables para escapar y disfrutar de la tranquilidad y el placer de lo rural.

En Bodega Pilongo tenemos apartamentos para disfrutar de lo bueno de una bodega con más de 100 años de historia en un marco rural incomparable al pie de Sierra Nevada

More... Degustación de vinos    

Degustación de vinos

Sala para degustación con un ambiente entrañable y acogedor

Degustación de nuestros vinos en un ambiente con sabor y olor a roble rodeados por la fragancia que desprende la tradición enóloga de nuestra bodega

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

Nuestros Vinos


La Bodega Pilongo fue fundada por D. José Márquez Fernández en el año 1901, en las tierras conocidas como las huertas de Monachil, en los parajes de Las Ramblas y Hoya de Vélez, ubicadas ambas en el término municipal de Monachil (Granada).

bodegoncitopilongo-1botella-inclinadapilongo-garrafas

Desde entonces, y por la terrible "Ley de la Ausencia", esta Bodega ha ido pasando de su fundador a su hijo, D. Rafael Márquez Linares, y en la actualizadad a los cuatro hermanos de éste, que gracias al esfuerzo, constancia y convicción conservacionista de un producto autóctono de la zona, aún se mantiene de forma totalmente artesanal, tanto en su cosecha como en la elaboración, siendo ésta en toneles de Roble Americano.

Para la elaboración de este vino se emplean principalmente las variedades de Uva Garnacha, Perruna, Tempranillo y Merlot, así como una gran dosis de sensibilidad para que una vez fermentado y dispuesto para su consumo, éste ofrezca al paladar un exquisito sabor difícil de olvidar.

Los hermanos Márquez Molina, fieles luchadores por la conservación de los productos de la zona, transcriben a sus hijos el espíritu de mantenimiento, lucha y conocimiento, y algún que otro secreto, para que perdure el producto y la tradición familiar.